Ve A La Cama Un Poco Mas Sabio

Dicen que todos los días aprendemos algo, y es verdad, sin importar si se trata de algo que nos ayude en nuestro trabajo, en nuestra rutina, o si es un simple rumor de celebridades, sin embrago, debemos enfocar nuestro método de aprendizaje, así como la lectura, a todo aquello que nos ayude a crecer como individuos y a enlazar grandes vínculos con las personas que nos rodean, en lo personal, si pasa un día y no aprendo algo nuevo siento que he desperdiciado 24 horas de mi vida, no necesitas forzarte a aprender o estudiar 8 horas diarias, o tomar un libro sobre física aplicada o química cuántica, como escribí al inicio, debes ser sabio en tu aprendizaje.

Es verdad que una persona con grandes temas de conversación siempre será interesante en las reuniones, pero, ¿quieres ser la enciclopedia de la fiesta o quieres adquirir conocimiento que facilite tu día a día?, el camino no es fácil y muchos se quedan a mitad del camino, ya que leen un titulo coqueto, el cual los lleva a un vídeo sobre superación personal el cual dura entre 30 y 60 minutos, al termino se les ofrece la solución a todos los problemas, el conocimiento absoluto, pero a cambio se deben inscribir en un curso que es por etapas, si contratas la 1 te hacen un descuento en la etapa 2 y así hasta llegar a la etapa 10,000, o se ofrecen membresías, las cuales tienen una cierta vigencia y se debe renovar constantemente, al final son demasiadas de horas de vídeos, textos muy extensos o la interfaz es muy mala, por lo que muchas personas no terminan el curso o consideran que la inversión es demasiado alta para adquirir dichos consejos.

No todos estos cursos son fraudulentos y estoy de acuerdo en que los proveedores de estos servicios hagan el cobro por el por las siguientes dos razones:

  1. El Mentor ya ha recorrido el camino que está compartiendo, debe ser un experto en la materia y debe tener resultados para poder brindar su conocimiento, el ya invirtió tiempo en el aprendizaje y ahora está invirtiendo tiempo en desarrollar el programa, curso, seminario, etcétera. El no tiene necesidad de compartir lo que sabe y seguramente el programa no es su ingreso principal, existen consultores de tiempo completo, pero ellos no desarrollan este tipo de programas ya que se quedarían sin trabajo, los que lo hacemos entendemos la importancia de devolver parte de lo que hemos adquirido, no se trata de karma o un balance cósmico, se trata de ayudar a tantas personas como lo deseen y aun así, 8 de cada 10 dejaran todo esto de lado, por su conformismo, y está bien, no podemos vivir agobiados por los complejos ajenos. Por lo tanto es justo pagar el precio que algún mentor solicite por su conocimiento, pero es tu responsabilidad, primeramente, educarte, para que aprendas a diferenciar entre un mentor y un charlatán, te daré un consejo muy obvio, toda persona que se sobrevenda, seguramente solo está tras tu dinero, la mayoría de los mentores son personas muy ocupadas, por ello es raro que acepten a una persona como aprendiz, pero si llegan a desarrollar un curso harán o posible por que valga hasta el ultimo centavo, al escucharlos hablar, al leerlos te darás cuenta si intentan chantajearte o si en verdad buscan tu bien estar, ¿y porque querrían un mundo donde todos crezcan como persona?, ¿porque querrían ayudarte si los “ricos quieren que la mayoría permanezca pobre e ignorante”?, Lo he platicado con mis mentores, al inicio de mi camino y ahora que yo doy consultorías a empresas privadas, el mundo sería un mejor lugar y mucho mas interesante si puedes hablar con todas las personas que te rodean, es inevitable y no es ningún secreto, las nuevas generaciones asimilan la tecnología mucho mas rápido que la generación que la precede, sin importar quien seas o a que te dediques, estoy seguro que al menos una vez, cualquiera que sea la situación, una persona mas joven te superó o te explicó algo que no entendías, y no está mal, por el contrario, ese es el fin de querer ayudar a todas las personas, tarde o temprano alguien te ayudará de vuelta y no necesariamente un joven, yo he visto como gente mayor a mi , (20 años mayores), aprenden algo básico y debido a su experiencia te brindan un enfoque completamente diferente, entonces, si queremos ayudar a tantas personas como sea posible, ¿por que cobrar por un curso?, la respuesta me lleva a la segunda parte.
  2. Las personas le dan mas importancia a todo aquello que les cuesta, regalale a un niño un balón de fútbol y no lo va a cuidar, si lo pierde vendrá y te pedirá otro, dale tareas y pagale por ellas, has que el mismo pague por el y no le quitará un ojo de encima.
    ¿Porque un mentor debe invertir su tiempo, darte su conocimiento e incluso hacer un gasto económico para darte un conocimiento que te va a beneficiar a ti gratis?, a la mayoría de las personas sus padres les regalaron la oportunidad del estudio y la mayoría de ellos no la aprovecharon, muchos se arrepienten de grandes, ¿porque?, el estudio era gratuito para ellos y no lo aprovecharon, al llegar a adultos están pagando el precio de su ignorancia y es entonces que valoran lo que ya no tienen, es por ello que pagar por un conocimiento es justo, incluso, si deseas aprender algo que no aprovechaste de niño, toda institución te cobrará, nadie dirá: “pobre, se merece una oportunidad, enséñale gratis”, aun así, existen dos grandes diferencias entre un mentor y una institución educativa, en las escuelas no se especializan en lo que necesitas, te dan materias que no te interesan y que no utilizaras, ni siquiera te sirven como conocimiento general, en la clase de artes me enseñaron a tocar el pandero, la flauta, el triangulo, a mi me interesaba mas aprender el violín, la guitarra, el piano, la ocarina, pero el sistema no me lo permitió, pase 3 años de mi vida tocando instrumentos que yo no quería, así que en mi etapa adulta busqué a los mentores adecuados, pagué por sus servicios y ahora puedo tocar 3 de los 4 instrumentos que deseo; en la clase de idiomas impartían ingles, yo viví en Estados Unidos, así que dominaba el ingles, aun así pase 6 años “estudiando” algo que ya sabía, ahora hablo 6 idiomas, gracias a mis mentores y de igual manera pagué por sus servicios.
    El conocimiento es invaluable, aun así existen quienes lo ponen al alcance de cualquiera que quiera pagar el precio, muchas personas no terminan los cursos porque se decepcionan de ellos, pero eso se debe a su visión blanco-negro de la vida, viven viendo hacia el piso, temen levantar la mirada y expandir su conocimiento, no existe una formula mágica que te vuelva rico de la noche a la mañana, es el proceso el que te lleva a ese cambio, quizá te puedas ganar la lotería, o te puede caer un rayo, o quizá se caiga tu avión, de hecho, estadísticamente hablando, es mas probable que tu avión se caiga 14 veces antes de que te ganes la lotería, de las cuales en 8 ocasiones serán caídas fatales.
    La idea no es asustarte y que no vuelvas a volar, qui´za alguien se gané la lotería la primera vez que juegue, sin embargo, los números no mienten, puedes alterar los números, pero ellos no mentirán, serás tu, lo bello de las matemáticas es que son exactas, así que yo apostaría mil veces mas a un buen mentor que a un billete de lotería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *