Prestamos Bancarios, El Peor Error De Tu Vida, (Si Lo Utilizas De La Forma Equivocada).

Comenzaré con una reflexión:
Imaginemos por un momento que toda la riqueza es de tan solo 100 monedas de oro y que un banco tiene estas monedas, al banco entran 10 personas y piden un préstamo de 10 monedas cada uno, el banco les dice que les cobrará una moneda de oro al año como interés hasta el momento en que terminen de pagar sus prestamos.

Pasa un año y por el motivo que sea no logran pagar el préstamo, (dejemos de momento el hecho de que en todo el mundo solo existen 100 monedas de oro), el banco les dice a estas diez personas que no hay problema, que solo paguen el interés y el próximo año pueden pagar el préstamo, las 10 personas regresan contentos a su casa, no tienen que pagar el préstamo, aun.

Al año siguiente ocurre lo mismo, y el que sigue, y el que sigue, esto se repite por 10 años, al décimo año el banco ha recuperado su inversión, fue una larga espera, pero ellos han recuperado hasta la ultima moneda, no hubo perdidas, pero, ¿que ocurre con las 10 personas?, ellos gastaron el dinero, en lo que sea, y han pagado puntualmente, año con año los intereses, pero, ellos aun deben el préstamo original, entonces, ¿como podrán pagar ahora que ya no hay mas dinero en el mundo?, es aquí donde la letra pequeña entra en acción, el banco no te perdonará la deuda, ellos iran tras tus bienes, tu televisor, tu equipo de audio, tu vehículo, incluso tu casa, y así es como tu cada vez te vuelves mas pobre, al solicitar prestamos y pagar los intereses.

Pero, no se debe culpar a los bancos, ellos te dieron el préstamo que TU solicitaste, ellos te plantearon sus condiciones y TU aceptaste, tus malas decisiones solo son producto de tu ignorancia, tampoco es justo culpar al gobierno o al sistema educativo, los pretextos tan solo son barreras autoimpuestas en nuestro camino, es momento de salir de la burbuja, afrontar nuestras malas decisiones, superar nuestros limitantes y dar el siguiente paso a la liberación total…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *